TodoManagement

Noticias

Hoy las marcas deben hablar de “cosas profundas”

noviembre 05
10:58 2013

Hoy las marcas deben hablar de “cosas profundas”

Foto 9

Una de las ideas interesantes que se puede inferir en las ideas del pensador y sociólogo Zygmunt Bauman, es que los consumidores o mejor dicho “el consumo” está motorizado por el miedo… “un miedo líquido”.

 

A partir de esta idea inteligente, no podemos dejar de pensar en lo trascendente que es el consumo para la gente y para nosotros mismos.

Muchas veces como estratega, invito a pensar a mis clientes en el lugar que hoy ocupa el consumo en la vida de la gente y qué es lo que su marca vino a ofrecer al mundo.

 

El consumo pareciera ocupar hoy una tentativa de respuesta a la pregunta existencial. Consumimos para buscar felicidad y en ese viaje vamos comprando productos que nos acerquen al éxito, nos alejen de la soledad, nos inviten al estar bien con nosotros mismos y así sucesivamente.

 

Lo que en algún momento fue ocupado por la filosofía y el arte; hoy es ocupado por el consumo que nos ofrece respuestas o al menos propuestas.

 

Ante este desafío donde los productos encarnados por distintas marcas, entregan respuestas relevantes para la gente, nosotros los planners o estrategas de marcas, debemos asumir un gran desafío: encontrar que es lo único y pertinente que vino a ofrecer la marca para la que trabajamos y que al mismo tiempo le agregue valor a la vida de la gente.

Hay un concepto espiritual que invita a pensar a la gente en su ¨Dharma¨. Este concepto que me gusta mucho, significa cuál es nuestra misión en esta vida o qué es lo que le vinimos a aportar al mundo. El ¨Dharma¨ es un lindo concepto para pensar en una oferta de marca más humana y por consecuencia más relevante.

 

Consumir hoy es un aliado para intentar vivir mejor. Este es un cambio de paradigma en el posicionamiento de marcas. Hubo un tiempo dónde las cosas eran lo que su fábrica decía que era: una gaseosa lima limón era rica y quitaba la sed, punto. Pero los estrategas y las marcas descubrimos que muchas veces compramos cosas que ni siquiera teníamos pensado comprar y que incluso nos hacemos fan o seguidores de algunas marcas por sentirlas con más contenido que otras.

 

Por eso, el trabajo de planeamiento estratégico a conciencia es la diferencia entre una marca que ayuda a la gente a vivir mejor y una que es irrelevante.

 

Pablo Lezama

pablo@culturademarcas.com.ar

 

 

Artículos relacionados

0 Comentarios

Todavía no hay comentarios !

No hay comentarios hasta ahora, quieres escribir uno?

Escribe un comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.