TodoManagement

Noticias

 Últimas noticias

5 preguntas que hacen real una estrategia

5 preguntas que hacen real una estrategia
abril 29
10:31 2016

Mucha gente, principalmente académicos notables y consultores, tienden a hablar sobre las estrategias como si estas fueran un tipo de metodología altamente científica. Nosotros pensamos diferente. Esa estrategia es un juego totalmente dinámico. Y está viva. Olvídate de la planificación de escenarios, los estudios de un año de duración y los informes de más de 100 hojas que los “gurús” recomiendan.  Consumen mucho tiempo, son costosos, y simplemente no los necesitas. En la vida real, la estrategia es muy sencilla. Tú escoges una dirección general y la implementas tremendamente.

 

¿Cómo?

ajedrez1

El primer paso para hacer una verdadera estrategia es dar con un gran “¡EUREKA!” para tu negocio; una gran idea, una forma inteligente, realista, y relativamente rápida para obtener una ventaja competitiva sostenible. Para ello, necesitas debatir, lidiar, revolcarte y cavar. Y nos referimos a cavar profundamente en tu campo de juego (es decir, tu situación competitiva) y sus jugadores. Deja que las siguientes cinco preguntas te guíen en este proceso.

 

¿Cómo luce tu campo de juego ahora?

¿Quiénes son los competidores de tu negocio, son grandes o pequeños, nuevos o antiguos?

¿Qué porcentaje tiene cada uno, globalmente y en cada mercado? ¿Dónde encajas tú?

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de cada competidor? ¿Qué tan buenos son sus productos? ¿Cuánto invierte cada uno en Investigación y Desarrollo? ¿Cuán grande es la fuerza de ventas de cada uno. ¿Cuán impulsada por el rendimiento es cada cultura?

¿Quiénes son los principales clientes de estos negocios y cómo compran?

 

¿Qué ha estado haciendo la competencia?

¿Qué ha hecho cada competidor el último año para cambiar el campo de juego?

¿Alguno ha introducido nuevos productos que cambien el juego, nuevas tecnologías o un nuevo canal de distribución?

¿Hay nuevos participantes, anunciados o potenciales?, y ¿qué han estado haciendo el último año?

 

¿Qué has estado haciendo tú?

¿Qué has hecho el último año para cambiar el campo de juego competitivo?

¿Has comprado una empresa, presentado un nuevo producto, “robado” un vendedor clave de tu competencia, o adquirido una licencia para poner en marcha una nueva tecnología?

¿Has perdido alguna ventaja competitiva que alguna vez tuviste, ya sea un gran vendedor, un producto especial o una tecnología patentada?

 

Qué hay a la vuelta de la esquina?

¿Qué es lo que más te asusta del próximo año?¿ Cuáles son esas cosas que tu competidor podría hacer para acabar contigo?

¿Tu mejor talento es seguro en tu empresa, y te estás preocupando por ellos apropiadamente, con remuneraciones, gratificaciones y una cultura que los inspire?

¿Qué nuevos productos o tecnologías podrían lanzar tus competidores que harían cambiar el juego?

¿Qué fusiones y adquisiciones te podrían tumbar?

 

¿Cuál es tu movimiento ganador?

¿Qué puedes hacer para cambiar el campo de juego, podría ser una adquisición, un nuevo producto, la globalización, o mejores talentos?

¿Qué puedes hacer para que los clientes se adhieran a ti más que nunca y más que a nadie?

 

Ahora, después de completar este ejercicio, el siguiente paso es poner a las personas adecuadas en los puestos adecuados para conducir este gran avance. Los hechos son, que obtendrás mucho más por tu inversión cuando la estrategia y habilidades se ajusten.

A partir de ahí, es sólo una cuestión de implacable búsqueda de las mejores prácticas para lograr adaptarse, y la mejora continua de ellas. La estrategia se desencadena cuando se tiene una organización de aprendizaje, donde las personas tienen sed de hacer mejor todo cada día. Se basan en las mejores prácticas desde cualquier lugar, dentro o fuera, y los empujan a niveles cada vez más altos de eficacia. Usted puede tener la mejor idea del mundo, pero sin esta cultura de aprendizaje en su lugar, toda ventaja competitiva sostenible no va a durar.

Estrategia, entonces, es simplemente encontrar la gran idea y establecer una amplia dirección, poniendo a la gente adecuada detrás de ella, y luego ejecutar con énfasis inflexible en la mejora continua. ¡No hay misterios!

 

 

Autor original: Jack Welch

 

Artículos relacionados