TodoManagement

Noticias

 Últimas noticias

¿A qué velocidad va su empresa?

¿A qué velocidad va su empresa?
julio 13
15:28 2016

Por Hugo Brunetta

Cualquiera que lea estas líneas y tenga algunos años como yo, recordará las primeras computadoras y lo complicado que era entender qué software necesitábamos en nuestra empresa y luego conseguirlo, sin mencionar la dificultar que se presentaba al momento de aprender a utilizarlo. La primer PC de la que dispuse en un trabajo tenía monitor de fósforo verde, un disco rígido de 20 Mb (muchísimas veces menos de lo que tiene un celular actual) y costaba siete mil dólares. Era todo un problema entender bien para qué la usaríamos y en definitiva en que nos podía ayudar. ¡Todo eso era para las grandes empresas! Todavía recuerdo la cara del dueño de la empresa cuando el técnico mencionó que el computador tenía un virus, estuvimos a punto de salir para el hospital. Pero es el pasado lejano, aunque parece cercano en proporción a la historia de la humanidad.

Hoy lamentablemente, y tal vez con el recuerdo fresco de los años en que pensábamos –y de algún modo teníamos razón- que la tecnología informática era para las corporaciones inmensas, continúan los empresarios desconfiados y llenos de prejuicios acerca de si una PyME tiene que informatizarse como cualquier empresa mediana o grande, y todo lo que ello implica; esta incredulidad no ha desaparecido desdichadamente y muchos empresarios pequeños y medianos creen que “la compu” es para hacer “algunas cositas”. Es como si fueran a perder el control de su propia empresa por no poder disponer del conocimiento necesario para manejar cada software que se instala en los ordenadores de la compañía, porque en definitiva con o sin computadora no saben delegar. Nada como ir a buscar en un bibliorato, escuché una vez decir. “No quiero perder el control y tener que esperar a que alguno de mis empleados me cuente como vamos”. El problema es que solo por entender así el mundo actual de los negocios ya está perdiendo el control. No podemos seguir pensando y actuando como lo hacíamos hace 15 años. Todo cambió, ahora los negocios son más vertiginosos y para andar a la par de la competencia y de los clientes necesitamos empresas más rápidas, cosa que en buena parte se logra incorporando tecnología acompañado de un cambio en el pensamiento estratégico.

Algo similar pasa con las redes sociales. Cuando los empresarios PyMEs preguntan, ¿tengo que estar? ¿Debo abrir cuentas en cada red social? Primero: no se puede no estar. El hecho de que no tenga cuenta en Twitter no significa que no puedan twittear sobre mí, mal o bien, y segundo, no se trata de abrir cuentas en las redes sociales, se trata de planificar, de entender lo que voy a comunicar, cómo vamos a informar, quién va a contestar, etc., pero claramente ya no es opcional, es como si nos preguntáramos, ¿tengo que tener un número de teléfono?

No se conforme con el software contable y de facturación, porque el mercado no se va conformar con sus productos y servicios producidos como en la prehistoria. Hoy necesitamos tecnología que nos permita interactuar con los clientes (CRM), monitorear al mercado en redes sociales, lanzar campañas de marketing medibles, hacer seguimiento a los reclamos e informar a los diferentes responsables, conectar todos los medios de contacto para mantener un diálogo coherente con los clientes, etc. Y el dinero no es una excusa, esto no es para las grandes empresas: hay tecnologías de software para todos los presupuestos y necesidades, incluyendo desarrolladores que no cobran por las licencias ofreciendo en la modalidad de código abierto.

Como la competencia es global y no duerme porque siempre hay una parte del planeta en la que es de día, y como los clientes están viviendo el mayor nivel de ansiedad jamás conocido, pegúntese: ¿a qué velocidad va mi empresa? Y acelere, que en el mundo de los negocios las multas son por ir despacio.

 

Hugo Brunetta

@hbrunetta

 

Artículos relacionados