TodoManagement

Noticias

 Últimas noticias

8 catastróficas desdichas que aguarán la fiesta a su logotipo

8 catastróficas desdichas que aguarán la fiesta a su logotipo
noviembre 16
14:27 2016

FUENTE: http://www.marketingdirecto.com/

Aunque algunas marcas se empeñan en ningunearlo, lo cierto es que el logotipo es un ingrediente absolutamente esencial en términos de branding. Del logo depende, al fin y al cabo, que la audiencia conozca (o no) a nuestra marca y también que ésta les cause buena impresión.

Un logotipo es algo así como el retrato de una marca, algo que con sólo mirarlo es capaz de transmitir al espectador la personalidad de la empresa que hay detrás.

Sin embargo, y a pesar de la importancia que tienen los logos en el universo del branding, los diseñadores, convenientemente conchabados con las marcas, fracasan en ocasiones estrepitosamente a la hora de concebirlos.

El diseño de logotipos se presta a muchísimas meteduras de patas, pero estas que disecciona a continuación en este vídeo el diseñador Evan Brown son probablemente las más comunes (y graves):

1. Robar ideas. El gusanillo de la pereza pica a veces a los diseñadores (y también a las marcas), que prefieren afanar lo que ya han hecho otros que tomarse la molestia de pensar en un diseño 100% original.

2. Engañarse a uno mismo creyéndose el mejor. La vanidad no es ajena al mundo del diseño gráfico, donde quienes allí se desenvuelven terminan por creerse una suerte de “semidioses” por haber alumbrado un par de buenos trabajos y están convencidos de que todo lo que sale de sus privilegiadas cabezas, que no siempre trabajan a pleno rendimiento, es “maravilloso”.

3. Asumir que el diseño de logotipos es una suerte de arte donde lo único que cuenta es la creatividad del autor. Puede que el diseño de logos presente ciertas concomitancias con el arte, pero no es un arte. Hay un “briefing” y un cliente detrás y el objetivo no es crear una obra de arte, sino algo que se ajuste de verdad a las necesidades de quien paga.

4. No tomarse la molestia de leer el “briefing”. Puede que el “briefing” para la creación de un logotipo sea un documento soberanamente aburrido (y hasta soporífero), pero hay que leerlo (y con muchísima atención) si no queremos perder innecesariamente el tiempo.

5. Utilizar iconos del montón. Aunque algunos logotipos son huérfanos de iconos y se lo juegan todo a la carta de la tipografía, los elementos visuales tienen muchísima importancia y no pueden ser, jamás de los jamases, “del montón”.

6. No hacer caso del “feedback” del cliente. Algunos diseñadores, sobre todo aquellos creen vivir en el olimpo del diseño, se niegan a escuchar lo que tiene a bien decirles el cliente y no toman en cuenta ninguna de sus sugerencias.

7. Evitar invertir demasiado tiempo en el logotipo. El diseño de logos es una carrera de fondo en la que para llegar a la meta hay que invertir (irremediablemente) mucho tiempo.

8. Seguir a ciegas las modas. En el diseño gráfico hay tendencias de las que hay que estar al tanto, pero no para seguirlas sin ton ni son. Se trata de que las tendencias se ajusten a lo tenemos en mente y no al revés.

 

FUENTE: http://www.marketingdirecto.com/

Etiquetas

Artículos relacionados