TodoManagement

Noticias

 Últimas noticias

Pensamiento y acción

Pensamiento y acción
mayo 15
21:54 2017

Si concurrimos asiduamente al gimnasio para hacer pesas y ejercicio físico y respetamos una dieta equilibrada, nuestro cuerpo adquirirá formas acordes al esfuerzo realizado, si por el contrario nos excedemos en las comidas y en la falta de movimiento, también nuestras formas corporales darán cuenta de la falta de cuidado.
Lo mismo ocurre con nuestro cerebro y los pensamientos, hace tiempo se demostró que los pensamientos modifican la estructura del cerebro, que se adapta a un circuito reiterado que lo condiciona y limita.
El cerebro del eslabón perdido entre el hombre y el mono pesaba 500 grs, el cerebro de cada uno de nosotros pesa hoy 1350 grs. ¿Qué pasó entre un momento y otro?: la necesidad de acumular datos , experiencias e información, amplió nuestro disco rígido a niveles impensados.
De acuerdo a lo planteado pareciera que el pensamiento fuera el eje central de nuestro comportamiento, sin embargo pensar no moviliza ningún realidad, solo la acción modifica las cosas. Accionar es la única forma de producir un cambio.
Nadie es asesino porque tenga ganas de serlo, nadie es plomero, gasista o pintor porque se lo haya propuesto, o tenga excelentes condiciones y habilidades para desempeñarse en esas actividades. Debe arreglar canillas, instalar estufas o pintar cuadros para ser considerado como tal, sólo la acción y no el pensamiento definen a una persona.
Por ello debemos ponernos en acción. Muchas personas me piden que los ayude a cambiar su pensamiento para poder modificar sus comportamientos, cuando en realidad el camino inverso es el más corto y efectivo. El gran psicólogo inglés William James decía “Compórtate como si ya hubieras conseguido el objetivo que te propones”. Si accionamos de manera diferente, es solo cuestión de tiempo para que el pensamiento acompañe la acción.
En su libro “los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, Stephen Covey distingue 7 comportamientos compartidos por las personas exitosas. No es casualidad que el primero de ellos sea : Ser proactivo.
Ser proactivo es no esperar las oportunidades, sino salir a buscarlas. No aguardar a que la suerte golpee tu puerta sino activar los mecanismos que te acerquen a la consecución de tus metas, planteando objetivos, estableciendo planes e implementando estrategias que te acerquen día a dia a un destino propuesto de antemano.
He escuchado infinidad de relatos de los supervivientes de la tragedia de Los Andes, historias conmovedoras que expresan la voluntad de vivir, la creatividad de la supervivencia y también la aparición inevitable de las miserias humanas cuando la vida y la muerte no permiten elección. De todas ellas la que más enseñanza me dejo y define en cierto modo el resultado final de la historia fue cuando Nando Parrado luego de escuchar por radio que habían abandonado la búsqueda de los posibles sobrevivientes, no dudó en salir al encuentro de la solución: “ Nos salvamos cuando entendimos que si no los íbamos a buscar la solución, los helicópteros nunca hubieran venido por nosotros”
Este es un claro ejemplo de lo que implica accionar para modificar realidades, ya sea que este en juego un cambio de trabajo, bajar unos kilos de más o poner a salvo nuestro propia vida, ni más ni menos que eso.

Lic. Claudio Fontana MBA
info@claudiofontanaconsulting.com

Artículos relacionados