TodoManagement

Noticias

 Últimas noticias

Estándares regulatorios y necesidad de transparencia

Estándares regulatorios y necesidad de transparencia
diciembre 26
10:50 2018

Por Guillermo F. Devereux

La crisis alimentaria se ha convertido en un tema recurrente a nivel mundial. En este contexto, garantizar la seguridad y la trazabilidad alimentaria se ha trasformado en algo primordial para tranquilizar a los consumidores y garantizar la calidad de los de los productos en las góndolas.

El mundo hoy asiste a un endurecimiento progresivo de la legislación en todos los países, y principalmente entre los más desarrollados. Esta reglamentación más dura busca principalmente 2 objetivos complementarios: mayor información cualitativa sobre los productos; y nivelar mejor esta información y trazar las causas de hipotéticos problemas (trazabilidad).

El conjunto de estas precauciones tiene como objetivo proteger al consumidor, pero también responder a sus exigencias crecientes en materia de información y de transparencia relativas a las propiedades intrínsecas y a los valores nutricionales de los productos alimentarios. Y esta información agregada a los estándares comunes de los commodities está teniendo un valor adicional en el mercado. Hoy solo de nicho, pero a mediano plazo seguramente ampliándose drásticamente.

Esta amplia normativa y gran número de certificaciones hacen que se puedan garantizar desde la inocuidad de los alimentos hasta que su consumo es apto para determinados grupos de consumidores.

Las certificaciones son documentos que acreditan el cumplimiento, por parte de la empresa peticionaria, de una serie de requerimientos que pueden ser tanto de naturaleza legal o normativa, como de carácter voluntario.

Consciente de su responsabilidad tanto hacia sus clientes como hacia sus consumidores finales, los agronegocios están ensayando nuevos caminos en lo que se refiere a la trazabilidad y la seguridad sanitaria en el centro de sus prioridades de empresa. Dentro de este marco, muchas empresas han establecido desde hace numerosos años un proceso de seguimiento de la calidad de las materias primas. Y en la fase anterior, la de la producción, existen estándares de certificación privados que colaboran unívocamente a llevar esta transparencia de la cuna a la tumba, desde el principio de la cadena de valor hasta el consumidor que lo elige en la góndola.

Estas herramientas hoy deberían ser tomadas por mayor cantidad de productores, ya que sus procesos ordenan la actividad y ponen un sello de control de calidad en la generación de alimentos, tanto en la etapa de funcionamiento de la empresa, así como también en la productiva en sí, o sea una certificación integral.

También son dignos de destacar este tipo de certificaciones cuando involucran interacción publico y privada, y son los municipios los que se suman a esta mejora y control de procesos, marcando estándares de matriz productiva trazable.

Lo mismo cuando viene desde iniciativas de los supermercados, como el ejemplo de los pollos de Carrefour en España (https://www.youtube.com/watch?v=BwlUc9WhLdg).

 

Guillermo F. Devereux

 

 

Artículos relacionados