TodoManagement

Noticias

 Últimas noticias

La toma de decisiones

La toma de decisiones
enero 23
13:22 2019

Por Claudio Fontana

Antes de escribir este artículo, inspirado en mi amigo Denis,  invertí unos minutos en navegar por la web para leer conceptos relacionados con la toma de decisiones. Siendo sincero, no me sorprendió lo que encontré, más aún ratifiqué lo que pensaba con anterioridad: La mayoría de las personas que se expresan sobre este tema, lo enfocan como un proceso, un proceso casi totalmente racional con diferentes pasos, que conducen a un resultado, como si fuera un plano para armar un avión de juguete.

En algunos casos se unifica la toma de decisiones con el modelo de resolución de problemas: Definir el problema / Evaluar alternativas posibles / Prever resultados / Elegir lo más conveniente / Tener todo bajo control / Evaluar los pros y los contras de lo que se ha decidido, casi la antítesis de lo que, humildemente, pienso sobre este tema.

En la mayor parte de las decisiones que nos toca tomar, la vida no nos da estas posibilidades de reflexión, no niego que en algunos casos es muy bueno poder hacerlo de esta manera, pero en general la situación no nos permite tomarnos el tiempo que propone este proceso “racional “y la decisión debe tomarse en cuestión de minutos o segundos.

Aún cuando de cosas menos urgentes se trate (comprar un automóvil, por ejemplo) siempre está implícita la parte emocional que empuja la decisión, mientras la razón puede transitar otro camino.

Las personas que logran tomar decisiones acertadas en menor tiempo, son las que hacen la diferencia competitiva, en los negocios, por ejemplo, pero también en la vida cotidiana. Me estoy refiriendo a que en su gran mayoría las decisiones que tomamos no implican vida o muerte, son situaciones de vida que marcan la cotidianidad propiamente dicha: ¿A qué restaurante voy a comer? ¿Qué zapatos me conviene comprar? ¿De qué color pinto mi habitación o a qué lugar me voy de vacaciones?

Conozco muchas personas que hacen de todo esto una elección infinita, analizando pormenores, construyendo obstáculos secundarios, imaginando catástrofes posibles si la cosa sale mal y por supuesto postergando  sin tiempo la toma de decisión.

La característica básica de las personas ansiosas es la dificultad para tomar decisiones. Quienes padecen esta situación ven disminuida su calidad de vida emocional  a consecuencia de un malestar continuo, acompañado de angustia muchas veces, que contribuyen a enfermarnos de manera frecuente.

Estoy convencido que cuantas más opciones tenga mejor posibilidad tendré de elegir lo más conveniente, por lo tanto, es recomendable, aumentar el número de opciones, siempre y cuando tener más opciones no implique un sufrimiento interminable a la hora de priorizar las posibilidades. El mayor número de opciones debe ser un presagio de buena decisión no un inconveniente que nos complique la elección

Tomar decisiones, en la mayoría de los casos nos pone de cara a al paso siguiente: Tener que ACTUAR y ahí esta quizás, el temor inconsciente que nos impide decidirnos

 

Lic. Claudio Fontana

www.claudiofontanaconsulting.com

Artículos relacionados