TodoManagement

Noticias

 Últimas noticias

Necesidades del rol de la distribución

Necesidades del rol de la distribución
marzo 06
17:33 2019

Cuando hablamos de un flujo de cadena de valor desde el productor inicial hasta el consumidor final, cada vez más transparente, con mayor necesidad de información, dotado de más trazabilidad, no pensamos solo en los actores del principio y del final.

Este proceso va de la cuna a la tumba, e involucra a todos los integrantes de la cadena, y gran parte de este proceso de mejora en los parámetros antes nombrados, están en los distribuidores.

Los consumidores actuales son exigentes, y serán aún más poderosos en el futuro mediato. Fortalecidos por la tecnología, con posibilidades de elección sin precedentes, demandarán productos y servicios que respondan a un vademécum de expectativas en constante cambio, desde comodidad y precios accesibles hasta una experiencia personalizada y un suministro sostenible.

Contarán con acceder a los productos y servicios prácticamente desde cualquier lugar y casi en cualquier momento. Y en su búsqueda de la satisfacción inmediata transformarán completamente el comercio de la distribución. Esta última necesitará adecuarse a este desafío, no solo exigiendo a sus proveedores industriales o de materias primas la trazabilidad de la información de lo que necesitan para su negocio de logística y distribución, sino también plegarse a estándares de certificación y optimizar sus costos de transacción, para estar a la altura de lo que el consumidor está demandando.

A los distribuidores tal y como los conocemos muchos compradores ni siquiera las visitarán ya que los consumidores podrán comprar a través de múltiples canales y esperarán encontrar contenidos relevantes en todos ellos y con hacer un solo clic. Y quizá el asesoramiento tan necesario en muchos mercados, también se vuelva virtual y on-line.

Se han ido produciendo en los últimos tiempos algunas novedades que harán que el e-commerce se vaya consolidando como un canal cada vez más utilizado para adquirir alimentos.

La puesta en marcha Amazon Prime Now puede ser la línea de salida para la competencia de Internet para las tiendas tradicionales, en lo que a la alimentación se refiere.

Una clave importante para el éxito, según aseguran algunos expertos, es la especialización. Hay que centrarse en un producto específico, sin intentar competir con portales generalistas, como sería el ejemplo del supermercado de Amazon, para no tener problemas de stock, demandas inesperadas o mal posicionamiento de los productos.

Las cadenas de suministro estarán empoderadas a lo largo de toda la vida útil del producto en tareas que antes no eran tan propias, como las que se refieren a la eliminación de los residuos remanentes de su flujo comercial. Los consumidores asumirán una cuota mayor de responsabilidad en la reducción de los envases y en el consumo responsable. No obstante, no estarán preparados para asumir el coste total de la sostenibilidad. Los distribuidores tendrán que establecer estrategias de sostenibilidad rentables. Y en ese esfuerzo resultará esencial contar con una cadena de distribución optimizada para el ciclo de vida completo del producto, hasta su disposición final.

Según una encuesta de Accenture tres cuartos de los consumidores en Europa afirmaron…” que utilizaban los teléfonos móviles en los establecimientos para examinar información de los productos y que más de la mitad de los encuestados estaban de acuerdo en que les ahorraría tiempo tener la posibilidad de interactuar on-line con un experto en los productos mientras están en el establecimiento”.

Con un ciclo de vida casa vez más corto de los productos, con mejoras cada vez menores respectos de los predecesores, y con la generalización de mercados competidores genéricos, la red de distribución también necesita adaptarse y crear su marca diferencial en este mundo volátil.

Los distribuidores importantes ya podrían estar aprovechando la información sobre el consumidor para orientarse hacia la necesidad rápida combinando este conocimiento con exhaustivas capacidades de análisis para identificar las características específicas de cada producto, determinar su valor para los consumidores individuales y dirigir las combinaciones de productos a los targets seleccionados, personalizando así las ofertas individuales.

Sumado a esa necesidad de precisión en el público cliente, aparecen en algunos mercados la contracara de los anterior, como casos en la distribución alimentaria europea, donde están retrocediendo hacia los principios del siglo pasado, y en vez de ir al mall, están volviendo a comprar a la plaza.

Los consumidores aprecian la cercanía con el productor primario, aunque imperfecta, y van más a su encuentro que lo que la tendencias y pronósticos marcaban. Valoran el desarrollo de la logística de proximidad, sobre lo tecnológico y lo cierto es que están reinventando el tradicional mercado de abastos, pero con tecnología y saber hacer del siglo XXI.

Este formato “más especialista” que el generalista anterior, se diferencian principalmente por contar con un mix de productos acotado en su amplitud, pero con una alta especialización, los que habitualmente son complementados con productor propios y exclusivos, y servicios de asesoría agronómica de alto nivel técnico.

Pero volviendo al principio, ya sea un integrante de la red de distribución o la red misma, ya sea especialista o generalista, que vende por e-commerce o tiene contacto face to face con el consumidor, exclusivo de nicho o con alto mix de marcas, en todos los casos son parte de una cadena de valor que tendrá que replantearse los siguientes aspectos:

  • La necesidad de trazabilidad que exigirá el consumidor, y de la cual él es parte
  • Lo imperioso de crear su propia diferenciación para amortiguar la volatilidad de los ciclos de vida de sus proveedores y carteras
  • El hacer cargo de la vida del producto de la cuna a la tumba, disposición final incluida
  • Optimizar dramáticamente los costos de transacción para cuidar los márgenes desafiantes que significara hacerse cargo de lo anterior

En resumen, transparencia, especialización y reducción de costos de transacción, es el camino para adecuarse al futuro mediato, siempre con una alta inversión en tener la visión prospectiva que esto necesita.

Por último, es importante mencionar que el rol del estado es indelegable en garantizar que la cadena opere toda dentro de la legislación vigente y ayude a evitar la competencia “desleal”. Almacenamiento y transporte de alimentos, y todo aquel insumo que intervenga en la cadena, debe ser realizado de acuerdo a los más altos estándares disponibles. También tienen un rol muy importante los productores al entender que no deben adquirir productos “fuera de canales” que cumplan en 100% la legislación. Hacer todos nuestra parte es vital para contribuir a satisfacer al consumidor final y hacer muchísimo más sustentable el sistema.

 

Hernan J. Bagliero

hernan.bagliero@gmail.com

 

Guillermo F. Devereux

liamfdevereux@gmail.com

 

 

Artículos relacionados