TodoManagement

Noticias

 Últimas noticias

Nuevos conceptos sobre el accionar de las empresas en la sociedad.

Nuevos conceptos sobre el accionar de las empresas en la sociedad.
enero 13
11:38 2015

Por Guillermo Devereux

 

1-La Responsabilidad Social empresaria.

La revisión de la cultura organizacional  y el diálogo con los públicos interesados (stakeholders) para que formen parte activa del proceso de implementación y desarrollo de la Responsabilidad Social Empresaria, son los dos aspectos clave para la introducción y consolidación de esta licencia para operar o RSE que deben tener o se les pedirá a las empresas. La relación con los públicos interesados, en los 360º, es la piedra angular de acción de la RSE y la palanca para la proyección de la organización en su mercado de referencia y en la sociedad.

Pero para que la RSE anide en las organizaciones es necesario que cuenten con un comité ejecutivo receptivo a los principios que sustenta este modelo de gestión. Por tanto, uno de los primeros pasos es ver qué aspectos de la política empresarial facilitan la introducción de la RSE y cuales lo dificultan; para esto, es preciso revisar los elementos más relevantes para la consolidación del diálogo con los stakeholders y el desenvolvimiento completo de la RSE como modelo de gestión.

En este camino se fundamental el liderazgo. Si el liderazgo no es inspirador la energía que fluye es de retención/reducción y limita las posibilidades de la organización para adaptarse y prosperar.

Debe haber también una obligación consensuada y auto-apropiada. Es fundamental crear un espacio de compromiso compartido y gestionado en cada miembro de la organización, facilitando la posibilidad real de aportar ideas concretas a la solución de problemas reales, que mejore algún aspecto de la actividad de la organización que les afecta.

La profundización en el liderazgo compartido, debe implicar la posibilidad real de participación en todos los niveles de la organización. Fomentar una cultura participativa facilita el cambio y mejora las posibilidades de éxito del proceso de implementación de la RSE.

Una cultura organizacional que no ha inoculado el espíritu de creación continua entre sus miembros tiene las alas cortadas. La innovación es un espacio propicio para la participación, el alineamiento y la integración de los públicos interesados, particularmente empleados, proveedores y clientes.

A veces los procesos de cambios se centran en las grandes decisiones, dejando las cuestiones de procedimiento sin explicitar, pensando en que se encontrará el camino de forma espontánea. La regulación de los procesos y las normas que son necesarias para su desarrollo son tan importantes como la estrategia en sí; aquí la participación del público interno es fundamental para la redacción de normas capaces de marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en la implementación de las decisiones

Los dogmas corporativos son presunciones básicas que condicionan la disposición del ánimo y generan respuestas automáticas o semiautomáticas. Cuando las creencias son potenciadoras el mundo resultante es abierto y lleno de posibilidades, cuando son limitantes el mundo es cerrado y está determinado por corrientes que escapan a la voluntad del sujeto. Una estrategia corporativa de mundo abierto es indispensable para la instauración de la RSE o cualquier otro proceso de cambio.

Las actitudes son el modo en el que las organizaciones responden a los retos ordinarios y, sobre todo, los extraordinarios. Las actitudes están incorporadas en el ADN de la organización y condicionan su capacidad para construir un sistema abierto (permeable a los cambios) y modula la respuesta de las personas al compromiso con la meta común.

Pero la RSE fue el primer paso….y siguen más…

¿Pero por qué esto no es más normal?

Los ejecutivos no deben culparse a sí mismos por sí solo. Una de las razones es que las expectativas de los ciudadanos y los gobiernos nunca han sido mayores. Se esperó que las empresas obedecieran  la ley o cumplieran con ciertos estándares dentro de sus propias empresas, y aseguraran altos estándares en sus cadenas de suministro. Hoy se espera que las grandes empresas puedan  ir aún más lejos, ayudando a resolver los grandes problemas, incluso los que no guardan relación con sus negocios económicos, ambientales y sociales. Además, como las expectativas de los ciudadanos han aumentado, también lo ha hecho su poder fiscalizar. La comunicación digital ha permitido a las personas y las organizaciones no gubernamentales (ONGs) observar casi todas las actividades de una empresa, para conseguir apoyo en contra de ella, y para lanzar potentes campañas globales muy rápidamente a casi cero costo. Las altas expectativas y el la vigilancia activa están aquí para quedarse. Y el boca a boca, o experiencia del consumidor, por el medio que sea, llegó para quedarse. Las empresas de éxito deben estar equipados para tratar con este nuevo frente, y como si fuera un plan de marketing más dentro de un modelo de negocios con más puertas afuera de las que antes se tenía.

 

2- La licencia social

Y aquí volvemos al término Licencia Social u Licencia para Operar, que es apalancada por la RSE, la cual es necesaria pero no suficiente.

La licencia social para operar a aquella que “otorga” una comunidad a un proyecto (empresarial o sin fines de lucro) que se realiza en sus inmediaciones. Esta licencia está íntimamente ligada con las creencias y percepciones locales respecto a la organización y al plan que se lleve a cabo, por lo que es intangible y puede cambiar con el tiempo. Actualmente, cada vez más empresas aceptan que pueden perder su licencia social si no internalizan la sustentabilidad en todas sus acciones, y el reto es definir estándares mínimos que un negocio debe tener para continuar su operación y su crecimiento. Algunos de estos estándares pueden legislarse, pero también es importante que se conviertan en una norma social.

Y con el auge de los medios y la democratización de la información, estos estándares y stakeholders no son solo los de la “comarca” propia o vecina, sino que se testean o piden también “allende los mares”.

 

3- Marketing Social

Y surge con más fuerza el uso de recursos no solo para el marketing tradicional de clientes, sino para el marketing social; para este “mercadólogo no lucrativo”  la forma de obtener divisas para la institución que representa va a estar sustentada por diversos consumidores, pero conocidos no con el nombre de clientes consumistas, si no patrocinadores, promotores, miembros, visitantes o cualquier otro que lo identifique como participante activo de este tipo de mercadotecnia y, por ende como beneficiario y colaborador de la misma.

El marketing social es reciente, por lo que es difícil de evaluar su efectividad en relación con otras estrategias de cambio social.

Cada tipo de estrategia de mercado implica un problema de tipo único; pero estos pueden vencerse mediante el uso juicioso de ciertas estrategias de marketing tradicionales.

El marketing social ha sido aplicado sobre todo en la planeación familiar, la protección ambiental, la conservación de la energía, el mejoramiento de la salud y nutrición y en la conveniencia de no realizar actividades de riesgo, o en caso del tabaco como anti-campaña o prevención; y el éxito obtenido es alentador.

Las empresas de bienes y servicios deben de dar el ejemplo; ejecutando planes de ayuda social por medio del lanzamiento del producto.

Como en cualquier otro tipo de asociación, el éxito de una campaña solidaria se basa en encontrar el socio adecuado y trabajar en proyecto en común que responda a las dos partes implicadas, aunque el objetivo de cada uno de los socios pueda ser muy distinto.

 

4- ¿Y qué faltaría?

Y así se llegara quizá a la co-creación de actividades cobertoras de demanda sociales, o por lo menos a una negociación entre partes. El mundo va hacia eso.

 

Por Guillermo Devereux

liamdevereux@live.com.ar

Twitter: @23essex

Artículos relacionados

0 Comentarios

Todavía no hay comentarios !

No hay comentarios hasta ahora, quieres escribir uno?

Escribe un comentario

Solo usuarios registrados pueden comentar.